Posts etiquetados ‘araucania’

El Centro de Esqui Los Arenales se encuentra ubicado entre bosques de Araucarias y árboles nativos con paisajes incomparables. Igualmente se puede divisar una gran cantidad de animales que habitan el sector, tales como zorros, conejos, liebres y cóndores.

Desde las alturas de las canchas de esquí se puede divisar distintos volcanes de la zona sur de Chile. Durante los meses de verano y primavera se realizan actividades de escaladas, montañismo, cabalgatas, mountainbike y circuitos fotográficos.

Por otro lado el Refugio Los Arenales cuenta con alojamiento para 32 personas en habitaciones con literas para 4 ó 6 personas, comedor para 45 personas y bar.

El refugio esta decorado en maderas y cuenta con todas las comodidades correspondientes a un muy buen refugio de montaña, especialmente diseñado para esquiadores y montañistas.

Los Arenales se encuentra ubicado a 8 km al este de Lonquimay, Región de La Araucanía.

Puede visitarlo en temporada invernal, entre mediados de junio y mediados de octubre.

En época estival, desde diciembre a marzo.

Para llegar desde el norte por la Ruta 5 Sur hasta el cruce a la ciudad de Victoria. Desde este punto hasta Lonquimay son 120 km, pasando por Victoria, Curacautín, Manzanar, Malalcahuello y el Túnel Las Raíces. Desde Lonquimay son 8 km al este por el camino a la Cordillera Las Raíces.

Desde Temuco por la Ruta 5 Sur a Lautaro y luego a Curacautín. Desde este punto seguir hasta Lonquimay y el centro.

ALOJAMIENTO DESTACADO: DEL BOSQUE NATIVO

En la Araucania Andina de Chile, particularmente en la localidad de Curacautín, Antiqua Natura destacó las instalaciones y servicios de Del Bosque Nativo, que brinda alojamiento en cálido hotel de campo y en ocho preciosas cabañas aprovechando al máximo el paisaje de una de preciosa región chilena.

Las instalaciones se han construido en ocho hectáreas de campo, sobre el camino que lleva a las Termas y al Parque Nacional Tolhuaca, dejando a los huéspedes en excelente posición para conocer bellezas naturales majestuosas.

Toda esta región es especialmente apta para la realización de cabalgatas, senderismo y travesías 4×4. También es para el ski y el termalismo.

Del Bosque Nativo cuenta con bicicletas para niños y adultos, las cuales están a disposición.

También hay una piscina temperada a 20 grados con solarium de madera, parrillas y asientos bajo los árboles nativos que estimulan el disfrute de agradables momentos de contemplación de la naturaleza, el encuentro, la conversación y la lectura.

Un lago artificial aporta su propia belleza contrastando con la fantástica y omnipresente vista que desde allí se tiene el volcán Llaima.

El paisaje combina a la perfección con los detalles de artesanías camperas utilizadas para la decoración de los ambientes, particularmente en el restaurante, donde se degustan a diario exquisiteces de la gastronomía local, siendo el Salmón a la Mantequilla con Salsa de Mariscos la especialidad de la casa.

Enormes ventanales permiten un diálogo visual entre el afuera y el adentro a la vez que se recrea un ambiente tranquilo y dispuesto para el buen comer acompañado, como Chile lo requiere, de excelentes vinos.

Este lugar es frecuentemente aprovechado por quienes gustan organizar eventos empresarias, sociales o familiares. De hecho hay un generoso salón con chimenea y calefacción con capacidad para 80 personas.

Estas comodidades forman parte del encantador hotel de campo que cuenta, para el alojamiento, con siete cómodas habitaciones, todas ellas muy bien equipadas y con una decoración que pone de manifiesto la nobleza de los principales materiales usados en la construcción: maderas en los pisos y piedras volcánicas en numerosos muros.

Son seis habitaciones dobles con calefacción central y baño privado, más una Suite Junior las que se han habilitado.

Una boutique con venta de artesanías complementan lo que el hotel tiene para ofrecer a los clientes, ofreciendo preciosuras hechas en telares, maderas, piedra volcánica y picoyo de araucaria por expertas manos locales, portadoras de una tradición milenaria.

Especialmente requeridas por las familias son las íntimas cabañas de Bosque Nativo. Son ocho unidades perfectamente equipadas y con diferente capacidad, las más grande, para siete personas.

Sea donde se aloje, Del Bosque Nativo pone a disposición toda la zona de influencia de Curacautin, ubicado a está a 671 kilómetros desde Santiago y a 240 kilómetros de la localidad argentina de Zapala (entre 4 y 5 horas de tránsito vehicular).

Bosques milenarios de araucarias en los faldeos de los volcanes Lonquimay, Tolhuaca y Llaima son morada de a zorros, loros tricahue, choroy, al magnífico cóndor ave nacional chilena y al ciervo rojo (especie insertada).

Carpintero, picaflor, chucao, martín pescador, loica o colilargo, son alguna de las aves que pueden observarse en las inmediaciones, y que dan nombre a las habitaciones del hotel, así como los nombres de árboles dan entidad a las cabañas.

Para más info:

Del Bosque Nativo en Hideout Argentina

Del Bosque Nativo en Antiqua Natura Info

Ocho cabañas y un no menos encantador hotel de campo dan cobijo a los viajeros que desean conocer la Araucania Andina, región de Chile apreciada por su riqueza paisajística.

Las instalaciones se han construido en ocho hectáreas de campo, sobre el camino que lleva a las Termas y al Parque Nacional Tolhuaca, dejando a los huéspedes en excelente posición para conocer esas bellezas naturales.

Toda esta región es especialmente apta para la realización de cabalgatas, senderismo y travesías 4×4. También es para el ski y el termalismo.

Del Bosque Nativo cuenta con bicicletas para niños y adultos, las cuales están a disposición.

También hay una piscina temperada a 20 grados con solarium de madera, parrillas y asientos bajo los árboles nativos que estimulan el disfrute de agradables momentos de contemplación de la naturaleza, el encuentro, la conversación y la lectura.

Un lago artificial aporta su propia belleza contrastando con la fantástica y omnipresente vista que desde allí se tiene del volcán Llaima.

El paisaje combina a la perfección con los detalles de artesanías camperas utilizadas para la decoración de los ambientes, particularmente en el restaurante, donde se degustan a diario exquisiteces de la gastronomía local, siendo el Salmón a la Mantequilla con Salsa de Mariscos la especialidad de la casa.

Enormes ventanales permiten un diálogo visual entre el afuera y el adentro a la vez que se recrea un ambiente tranquilo y dispuesto para el buen comer acompañado, como Chile lo requiere, de excelentes vinos.

Este lugar es frecuentemente aprovechado por quienes gustan organizar eventos empresarias, sociales o familiares. De hecho hay un generoso salón con chimenea y calefacción con capacidad para 80 personas.

Estas comodidades forman parte del encantador hotel de campo que cuenta, para el alojamiento, con siete cómodas habitaciones, todas ellas muy bien equipadas y con una decoración que pone de manifiesto la nobleza de los principales materiales usados en la construcción: maderas en los pisos y piedras volcánicas en numerosos muros.

Son seis habitaciones dobles con calefacción central y baño privado, más una Suite Junior las que se han habilitado.

Una boutique con venta de artesanías complementan lo que el hotel tiene para ofrecer a los clientes, ofreciendo preciosuras hechas en telares, maderas, piedra volcánica y  picoyo de araucaria por expertas manos locales, portadoras de una tradición milenaria.

Especialmente requeridas por las familias son las íntimas cabañas de Bosque Nativo. Son ocho unidades perfectamente equipadas y con diferente capacidad, las más grande, para siete personas.

Sea donde se aloje, Del Bosque Nativo pone a disposición toda la zona de influencia de Curacautin, ubicado a está a 671 kilómetros desde Santiago y a 240 kilómetros de la localidad argentina de Zapala (entre 4 y 5 horas de tránsito vehicular).

Bosques milenarios de araucarias en los faldeos de los volcanes Lonquimay, Tolhuaca y Llaima son morada de a zorros, loros tricahue, choroy, al magnífico cóndor ave nacional chilena y al ciervo rojo (especie insertada).

Carpintero, picaflor, chucao, martín pescador, loica o colilargo, son alguna de las aves que pueden observarse en las inmediaciones, y que dan nombre a las habitaciones del hotel, así como los nombres de árboles dan entidad a las cabañas.

Para más información:

Del Bosque Nativo en Antiqua Natura

Del Bosque Nativo en Hideout