Posts etiquetados ‘safari fotográfico’

Vivir en los árboles: esa es la propuesta. Unas encantadoras cabañas y un club house ubicados en la ladera un cerro otorgan al viajero una posición privilegiada para vivir la selva misionera en su corazón latente: donde el sol alimenta la vida, donde anidan los pájaros, donde los sonidos de la tierra se aquietan resurgiendo una realidad fuera de lo común. Abajo el arroyo Paraíso, el embarcadero, y a 30 kilómetros, los grandiosos Saltos del Moconá.

Adentro de las cabañas el gusto de una una decoración exquisita, el juego del arquitecto con maderas de diferentes densidades, texturas y colores y el confort de la alta hotelería. Una gastronomía destacada y un menú de actividades de lo más completo. Muy recomendable.

Dentro de la reserva de Biosfera Yaboti y con embarcadero propio a la excursión a los Saltos del Moconá, Yucuma se posiciona como una opción ideal para vivir a pleno la selva misionera y adentrarse al fantástico mundo de VIVIR EN LOS ÁRBOLES, UNA VEZ EN LA VIDA. El Lodge se despliega dentro de 110 hectáreas y un conjunto habitacional compuesto por un gran Club House de 450 m2 y una serie de amplias y cálidas Cabañas Suite individuales dispuestas a todo confort. Son suites monoambientes de 60 M2 y suites de dos dormitorios de 86 M2, cada una está construida con madera de árbol nativo diferente, las cabañas se encuentra separadas a 40 Mts. unas de otras brindado máxima privacidad a nuestros huéspedes.

La construcción conjuga algo de arquitectura, artesanía e ingeniería. La disposición en altura suma belleza a la construcción. Sus techos se destacan por sus tejuelas de maderas cortadas a mano. Los ambientes son cálidos y amplios, al igual que las galerías cubiertas y sus decks, donde se han dispuesto hamacas paraguayas y acogedores sillones. Las cabañas cuentan con sommier king size y twing, sábanas de algodón egipcio y edredones, hogares de piedra, estar con sillones, vestidores y cofres de seguridad, cómodos y amplios baños con grandes ventanales que miran a la selva, hacen a los encantos de las cabañas.

El Club House es el lugar de reunión. Tiene una excelente vista panorámica a la selva, área de lectura, decks y pérgolas, Snack bar, Sala de juegos, Resto con terrazas para las comidas y las recepciones. El Restó “El Jangadero” es un lugar para disfrutar a pleno. Frutas y verduras con productos orgánicos que se cosechan en la huerta del establecimiento, carnes, pescados y pastas caseras, panes elaborados en hornos de barro, dulces caseros. Todo combina a la perfección con un ambiente íntimo, con el murmullo del río y la frescura de la selva. Para los momentos de la charla distendida, el Snack bar “Correderas”es el lugar indicado. Allí se disfruta al máximo una copa de vino, un trago especial, el tapeo y las picadas.

El relax, la contemplación y la aventura definen la estadía en este Lodge donde la selva inspira con su fuerza y energía los más completos programas de actividades outdoors. Trekking por los senderos de la selva, visitas a los saltos y cascadas cercanos, avistaje de aves desde las galerías mismas de las cabañas, safaris fotográficos, zambullidas en el arroyo, paseos en caico (canoa guaraní), travesía en carros tirados por bueyes, travesías 4×4, paseos náuticos en el río Uruguay, visitas interpretativas a las aldeas aborígenes guaraníes y safaris de pesca en ríos pedregosos.

Para más info:

Yucuma Lodge en Hideout Argentina

Yucuma Lodge en Antiqua Natura Argentina

La Promoción Apertura de la temporada invernal:

AVISTAJE DE BALLENAS EN PENÍNSULA DE VALDÉS GRATIS

SÓLO EN FARO PUNTA DELGADA


3 Noches de alojamiento – Desayuno y Cenas a la Carta – Visitas Guiadas a los Apostaderos de Elefantes Marinos – Cabalgatas Guiadas – Trekking por el Campo – Excursión en Land Rover Defender 4×4 dentro de la estancia – Observación Astronómica Nocturna – Observación de Fauna Esteparia – Acceso al Faro – Paseos en Bicicletas –  Avistaje Embarcado de Ballenas

USD 309, por personas en base doble.

Menores de 12: USD 231 (en habitación ocupada solo por menores)

Válido desde 1 de julio al 31 de agosto de 2010

El Avistaje de Ballenas gratis es para dos por habitación, en embarcación regular con salida desde Puerto Pirámide, sin incluir el servicio de transporte terrestre hasta Puerto Pirámides.

El 1 de julio, Faro Punta Delgada abrirá las puertas de su hotel de campo y con ellas las más maravillosas posibilidades de vivir a pleno la mayor aventura en la Península de Valdés.

En la misma época en que las ballenas francas comienzan a poblar las costas de la Patagonia, con una paseo embarcado de avistaje gratis, un regalo de apertura de temporada que podrá tomarse hasta el 30 de agosto de 2010.

Faro Punta Delgada tiene dispuesta su cálida recepción allí donde el paisaje del fin del mundo muestra su belleza infinita e indomable, donde la Patagonia seduce al foráneo con todo su esplendor.

Es éste un lugar donde su historia y su magia tienen referentes reales al por mayor. Su nombre viene dado, precisamente, por el faro que aún, con sus 100 años de existencia, llena de vida las noches solitarias de la costa atlántica, tal como lo hizo desde que fue instalado por la Armada Argentina.

Es de tener en cuenta que el hotel ha sido montado en las instalaciones que otrora fueron sede del casino de la marina nacional así como del Correo Argentino, donde ahora el huésped disfruta un pleno confort en 27 acogedoras habitaciones decoradas con sobriedad y con muy buen gusto, atendiendo a los detalles y necesidades de la estadía.

En un paisaje tan desolado contrasta también el pub de Faro Punta Delgada, un sitio donde se vive un ambiente ideal de encuentro, charla y diversión; tomar una cerveza, un whisky o un aperitivo, jugar al pool, las cartas o los dados, o compartir una partida de naipes, todo es una buena excusa para compartir las vivencias de la jornada o programar un mañana lleno de aventura y pasión.

En otro cuerpo se abre un elegante restaurante donde siempre habrá oportunidad de saborear la exclusividad del cordero patagónico preparado en variedad de técnicas, siempre con inspiración netamente casera.

Si el turista desea conocer un punto neurálgico de la gastronomía argentina, es este un buen sitio. Bien vale mencionar la carta de vinos y otros manjares elaborados con valoración por lo local.

Un punto que debe tenerse en cuenta a la hora de elegir el hospedaje es que Faro Punta Delgada cuenta con campos donde se ejecutan labores rurales portadoras de una experiencia única: salir al campo montado en uno de los caballos criollos a presenciar la tarea ganadera de cría de ovejas, corderos, carneros y capones en estos inmensos paisajes esteparios es una vivencia que, de rigor, debe tenerse.

Luego será preciso, si se quiere en la misma salida, bajar a la costa, presenciar los acantilados, observar las grutas e inmiscuirse en la entrañable vida que florece por donde se mire.

Quizás sea el momento ideal para tomar contacto con la única colonia continental de elefantes marinos a la que se pueda asistir. Si la experiencia acontece cuando el atardecer vuelve la vida en color de rosa, se habrá sido parte de uno de los espectáculos más nobles con que la naturaleza pueda agasajar a la percepción humana.

Vivir Valdés en Faro Punta Delgada: una experiencia exclusiva

Es de tener en cuenta que las ballenas, los pingüinos y las orcas buscan refugio en sitios alejados de la estancia, pero podrán avistarse con servicios especiales que pueden contratarse en Punta Delgada.

Por ejemplo, desde allí se podrá asistir a la Estancia San Lorenzo, que alberga una colonia de pingüinos de Magallanes con más de 120 mil individuos; el trayecto es magnífico pues también se pueden observar, en el camino, orcas y ballenas. Para éstas también hay salidas hasta Puerto Pirámides, donde también hay oportunidad para el buceo.

Otro episodio de Punta Delgada es la observación e interpretación de las estrellas.

El trekking panorámico forma parte de la vida que puede darse uno en este lugar. Seis kilómetros de playa en acantilados de hasta 70 metros, convierten al paseo en una vidriera de belleza casi extravagante; si además la experiencia se hace con un guía especializado, se podrán observar los vestigios de los antiguos habitantes indígenas así como restos de animales que vivieron hace 20 millones de años.

Paseos 4×4, cabalgatas, buceo y observación de flora y fauna, forman parte del encanto que puede obtenerse de este Destacado de Antiqua Natura Argentina.

Para más info:

Faro Punta Delgada en Hideout Argentina

Faro Punta Delgada en Antiqua Natura Argentina

Gustavo Castaing, creador de Don Enrique Lodge, recibe el premio Lugares.

Don Enrique Lodge, un Alojamiento Hideout ubicado propiamente en el corazón de la selva misionera, se hizo acreedor del Premio Revista Lugares en la codiciada categoría de “Posadas y Pequeños Hoteles”. Esto ocurrió en la octava entrega de la premiación que, como cada año, pone en el tapete a los destacados del sector turístico.

Este año, que coincidió con el Vigésimo Aniversario de la revista, las otras categorías fueron: Museos, Hoteles de Lujo, Pequeñas Empresas y Guías de Aventura, Gourmet, Fincas & Estancias, Actividades y Personajes.

Don Enrique Lodge forma parte del elenco de Alojamientos Destacados de Antiqua Natura Argentina, cualidad que se fundamenta en las virtudes del establecimiento que lo hacen protagonista de la experiencia de viaje de sus huéspedes.

Un atento cuidado a la preservación de un medioambiente sensible cuya prosperidad depende básicamente de la actividad turística; una arquitectura generosa con el disfrute del entorno; una gastronomía gourmet basada en la huerta propia, y una agenda de actividades dispuesta para abordar en diferentes modalidades todo lo que la selva tiene por ofrecer, todo dibuja a las claras el valor del lugar.

Bachi Scheffler, Rosa y Gustavo Castaing, de Don Enrique Lodge.

Don Enrique Lodge, un Alojamiento Hideout ubicado propiamente en el corazón de la selva misionera, se hizo acreedor del Premio Revista Lugares en la codiciada categoría de “Posadas y Pequeños Hoteles”. Esto ocurrió en la octava entrega de la premiación que, como cada año, pone en el tapete a los destacados del sector turístico.

Este año, que coincidió con el Vigésimo Aniversario de la revista, las otras categorías fueron: Museos, Hoteles de Lujo, Pequeñas Empresas y Guías de Aventura, Gourmet, Fincas & Estancias, Actividades y Personajes.

Don Enrique Lodge forma parte del elenco de Alojamientos Destacados de Antiqua Natura Argentina, cualidad que se fundamenta en las virtudes del establecimiento que lo hacen protagonista de la experiencia de viaje de sus huéspedes.

Un atento cuidado a la preservación de un medioambiente sensible cuya prosperidad depende básicamente de la actividad turística; una arquitectura generosa con el disfrute del entorno; una gastronomía gourmet basada en la huerta propia, y una agenda de actividades dispuesta para abordar en diferentes modalidades todo lo que la selva tiene por ofrecer, todo dibuja a las claras el valor del lugar.

Don Enrique Lodge

Don Enrique es un pequeño y muy íntimo lodge selvático ubicado en el Paraje La Bonita, sobre la margen sur de la Reserva de Biosfera Yabotí, muy cerca de la población de El Soberbio, donde la provincia argentina de Misiones se comunica con el Brasil a través de un pueblerino paso fronterizo.

Sus cabañas de madera y piedra tienen bajada a las tranquilas y transparentes aguas de arroyo Paraíso, cuyo nombre anticipa la verdadera naturaleza de este lugar. Es una experiencia incomparable tomar posición en este sorprendente alojamiento para ponerse en íntima relación con la selva.

Una acabada agenda de actividades hace posible tener diferentes vivencias para volver a casa con la sensación de haberlo vivido todo: paseos en bicicleta, travesías 4×4, navegación en caicos, gomones para recorrer el Paraíso, circuitos de trekking para desnudar recovecos secretos de la selva y excursiones a los saltos del Moconá.

Don Enrique Lodge se encuentra ubicado en la llamada región de los saltos y cascadas. Es posible llegar a las Cataratas del Iguazú transitando 290 kilómetros, pero uno de los platos fuertes de la propuesta es llegar en embarcación a los saltos del Moconá.

Ese es un accidente geográfico que maravilla a sus visitantes porque, a lo largo de tres kilómetros, el majestuoso río Uruguay se parte longitudinalmente provocando unas caídas de agua que se presentan ante los ojos como una verdadera puesta de escena natural.

Otro capítulo de una estadía en Don Enrique Lodge es inmiscuirse en la vida de la reserva Yabotí, que guarda 253 mil hectáreas de biodiversidad, incluyendo las que pertenecen al parque provincial de los Saltos del Moconá.

Don Enrique Lodge ofrece a sus huéspedes salir a recorrer esta espesura caminando con visitas guiadas o bien en 4×4, hasta llegar a la aldea guaraní Pindo Potí. Allí se podrá realizar una salida al monte junto a los nativos, aprendiendo sobre sus métodos de caza y otros sustentos de vida de un pueblo que lucha por mantener su identidad.

n mangrullo de 10 metros de altura denuncia que la actividad de avistaje de aves es fundamental en Don Enrique Lodge. Es de tener en cuenta que la selva es muy prolífera en materia de avifauna, pero también de difícil acceso para la observación.

En tal caso bien vienen unas buenas instalaciones que permitan un cómodo reposo para esperar, tranquilo, la presencia de las aves. Las circuitos en trekking y los paseos embarcados por el río, cuyas aguas transcurren entre una selva en galería, facilitan, y en mucho, esta apasionante actividad, aún para los menos entendidos.

Don Enrique Lodge dispone unas hermosas cabañas para el alojamiento, separadas unas de otras con la debida distancias necesaria para proteger la intimidad. Y no sólo eso.

La arquitectura, de aspecto rústico y sensual, es permeable a la belleza natural que viene del entorno inmediato. Ventanas que se topan con la espesura de la selva, galerías con deks volados al río y hamacas dispuestas para el descanso y la contemplación, hogar a leña, sillones y baños con grandes ventanales.

Luego vienen los detalles: fanales para alumbrar con velas, mesas dispuestas para un desayuno tranquilo, pisos de maderas lustradas, tejidos de cuidada coloración, muebles con corteza de árbol, cortinados, y una atención privilegiada.

El buen gusto prima ante los lujos. Tal parece que, a manos de los descendientes de don Enrique Castaing, se ha logrado valorar la calidez y una decoración que apunta más a la intimidad, el detalle bien puesto y la armonía.

Piedra y madera, aromas, texturas, nada sale de una sinfonía bien lograda, como inspirada en el paisaje, algo que se reitera en el house donde se sirve una exquisita gastronomía provista en la huerta que es propia.

Desayunos con zumos exprimidos, dulces caseros y frutas frescas, cenas tranquilas que avanzan hasta la noche madura y una matera donde disfrutar el calor de la llama, la buena compañía y la amena conversación.

Sosiego, aventura, relax. Un mundo de sensaciones. Un deleite para la vida.

Para más info:

Don Enrique Lodge en Hideout Argentina

Don Enrique Lodge en Antiqua Natura Argentina

El Centro de Esqui Los Arenales se encuentra ubicado entre bosques de Araucarias y árboles nativos con paisajes incomparables. Igualmente se puede divisar una gran cantidad de animales que habitan el sector, tales como zorros, conejos, liebres y cóndores.

Desde las alturas de las canchas de esquí se puede divisar distintos volcanes de la zona sur de Chile. Durante los meses de verano y primavera se realizan actividades de escaladas, montañismo, cabalgatas, mountainbike y circuitos fotográficos.

Por otro lado el Refugio Los Arenales cuenta con alojamiento para 32 personas en habitaciones con literas para 4 ó 6 personas, comedor para 45 personas y bar.

El refugio esta decorado en maderas y cuenta con todas las comodidades correspondientes a un muy buen refugio de montaña, especialmente diseñado para esquiadores y montañistas.

Los Arenales se encuentra ubicado a 8 km al este de Lonquimay, Región de La Araucanía.

Puede visitarlo en temporada invernal, entre mediados de junio y mediados de octubre.

En época estival, desde diciembre a marzo.

Para llegar desde el norte por la Ruta 5 Sur hasta el cruce a la ciudad de Victoria. Desde este punto hasta Lonquimay son 120 km, pasando por Victoria, Curacautín, Manzanar, Malalcahuello y el Túnel Las Raíces. Desde Lonquimay son 8 km al este por el camino a la Cordillera Las Raíces.

Desde Temuco por la Ruta 5 Sur a Lautaro y luego a Curacautín. Desde este punto seguir hasta Lonquimay y el centro.

ALOJAMIENTO DESTACADO: DEL BOSQUE NATIVO

En la Araucania Andina de Chile, particularmente en la localidad de Curacautín, Antiqua Natura destacó las instalaciones y servicios de Del Bosque Nativo, que brinda alojamiento en cálido hotel de campo y en ocho preciosas cabañas aprovechando al máximo el paisaje de una de preciosa región chilena.

Las instalaciones se han construido en ocho hectáreas de campo, sobre el camino que lleva a las Termas y al Parque Nacional Tolhuaca, dejando a los huéspedes en excelente posición para conocer bellezas naturales majestuosas.

Toda esta región es especialmente apta para la realización de cabalgatas, senderismo y travesías 4×4. También es para el ski y el termalismo.

Del Bosque Nativo cuenta con bicicletas para niños y adultos, las cuales están a disposición.

También hay una piscina temperada a 20 grados con solarium de madera, parrillas y asientos bajo los árboles nativos que estimulan el disfrute de agradables momentos de contemplación de la naturaleza, el encuentro, la conversación y la lectura.

Un lago artificial aporta su propia belleza contrastando con la fantástica y omnipresente vista que desde allí se tiene el volcán Llaima.

El paisaje combina a la perfección con los detalles de artesanías camperas utilizadas para la decoración de los ambientes, particularmente en el restaurante, donde se degustan a diario exquisiteces de la gastronomía local, siendo el Salmón a la Mantequilla con Salsa de Mariscos la especialidad de la casa.

Enormes ventanales permiten un diálogo visual entre el afuera y el adentro a la vez que se recrea un ambiente tranquilo y dispuesto para el buen comer acompañado, como Chile lo requiere, de excelentes vinos.

Este lugar es frecuentemente aprovechado por quienes gustan organizar eventos empresarias, sociales o familiares. De hecho hay un generoso salón con chimenea y calefacción con capacidad para 80 personas.

Estas comodidades forman parte del encantador hotel de campo que cuenta, para el alojamiento, con siete cómodas habitaciones, todas ellas muy bien equipadas y con una decoración que pone de manifiesto la nobleza de los principales materiales usados en la construcción: maderas en los pisos y piedras volcánicas en numerosos muros.

Son seis habitaciones dobles con calefacción central y baño privado, más una Suite Junior las que se han habilitado.

Una boutique con venta de artesanías complementan lo que el hotel tiene para ofrecer a los clientes, ofreciendo preciosuras hechas en telares, maderas, piedra volcánica y picoyo de araucaria por expertas manos locales, portadoras de una tradición milenaria.

Especialmente requeridas por las familias son las íntimas cabañas de Bosque Nativo. Son ocho unidades perfectamente equipadas y con diferente capacidad, las más grande, para siete personas.

Sea donde se aloje, Del Bosque Nativo pone a disposición toda la zona de influencia de Curacautin, ubicado a está a 671 kilómetros desde Santiago y a 240 kilómetros de la localidad argentina de Zapala (entre 4 y 5 horas de tránsito vehicular).

Bosques milenarios de araucarias en los faldeos de los volcanes Lonquimay, Tolhuaca y Llaima son morada de a zorros, loros tricahue, choroy, al magnífico cóndor ave nacional chilena y al ciervo rojo (especie insertada).

Carpintero, picaflor, chucao, martín pescador, loica o colilargo, son alguna de las aves que pueden observarse en las inmediaciones, y que dan nombre a las habitaciones del hotel, así como los nombres de árboles dan entidad a las cabañas.

Para más info:

Del Bosque Nativo en Hideout Argentina

Del Bosque Nativo en Antiqua Natura Info

A 29 kilómetros de la localidad de Comandante Luis Piedra Buena y muy cerca del río Santa Cruz, Hostería Estancia Monte León recibe al viajero en una preciosa casona de estilo patagónico, con ambiente cálido y hospitalario.

Allí pueden aprovecharse oportunidades de pesca de trucha steelhead en el río Santa Cruz , visitar una pingüinera con 70 mil parejas nidificantes; explorar fósiles con millones de años; investigar testimonios de una cultura milenaria; practicar birdwatching y conocer acerca de la historia de una típica estancia patagónica convertida en parque nacional.

Este Alojamiento Destacado por Antiqua Natura en Argentina está en el Parque Nacional Costero Monte León, una geografía bordeada por el Atlántico Sur, al este, y la Cordillera de Los Andes, al oeste; entre rutas que conectan al Glaciar Perito Moreno, Cabo Vírgenes y el Estrecho de Magallanes.

Alta Hospitalidad en Patagonia

Con aires que remiten a la Gran Bretaña rural y elegante simplicidad, Monte León dispone de amplias habitaciones, todas perfectamente calefaccionadas y decoradas con simple y muy buen gusto.

Un acogedor living-room es el corazón de esta casona integrada, además, por un luminoso “drawing room”, una amplia cocina, un salón comedor, una sala de estar con chimenea, dos grandes baños con bañera y un escritorio.

Perfectamente reciclada sin perder su originalidad de principios del S. XX, la hostería ofrece permanentes momentos de relax y confort. Se dice que su biblioteca es la más completa a la hora de buscar textos sobre Patagonia. Cualquier viajero enriquecerá su experiencia si dedica un tiempo a la lectura acerca de historia y naturaleza del lugar.

La gastronomía casera y refinada es un placer siempre presente en Monte León. Los productos frescos de la huerta llegan a la mesa trabajados con técnica, sabiduría, y extraordinaria presentación deleitando la vista y el paladar. Pastas caseras, cordero con ciruelas y jalea de manzana y menta, flanes y guindas en almíbar cosechadas de un cercano bosque de wild cherries son apenas un pincelazo de la obra de arte que es la cocina orgánica de la hostería.

La Patagonia Austral al alcance de tu mano

Estancia Monte León tiene un entorno privilegiado: el primer Parque Nacional Costero de Argentina, con 60 mil hectáreas de estepa y 40 kilómetros de costa. El litoral marítimo queda al alcance de la mano. Islas, acantilados y bahías conforman un escenario naturalmente bello y cautivante. Frecuentemente pueden avistarse lobos marinos de un pelo, y a pocos kilómetros, está una de las pingüineras más grandes de Argentina.

Este es un lugar especial para los amantes de la flora y la fauna. A los mamíferos, como lobos y zorros esteparios, e invertebrados que pueden verse, hay que sumarle una increíble cantidad de aves: gaviotas, cisnes, halcones, martinetas, calandrias, águilas, ñandúes, canasteros, bandurrias, cauquenes, petreles y cormoranes.

Si bien desde Monte León se pueden conocer bellezas como el Glaciar Perito Moreno (250 km. por la R.9), la Reserva Península de San Julián, la Isla Pavón, del Río Santa Cruz, y Cabo Vírgenes, desde donde puede divisarse el Estrecho de Magallanes y Tierra del Fuego, en las inmediaciones mismas de la hostería hay mucho por recorrer.

La riqueza cultural también está presente en este lugar habitado originariamente por el pueblo Chonque, aborígenes cazadores-recolectores que supieron desarrollar eficaces técnicas para sobrevivir a las inclemencias de la Patagonia. Se ha comprobado que el área de Monte León ha albergado a distintos grupos humanos desde hace no menos de 8.000 años.

Al bajar la marea pueden observarse restos fósiles de cangrejos, ostras y bivalvos de hace millones de años, como así también de grandes mamíferos pleistocénicos. Es probable que los primeros habitantes humanos del área hayan convivido con armadillos y perezosos gigantes.

Caminar en la playa con marea baja y llegar a la isla acantilada de enfrente es también un programa. Un viaje completo. Una experiencia en la vida.

Para más información:

Hostería Monte León en Antiqua Natura Argentina

Hostería Monte León en Hideout Argentina

Si este año esperas para tus vacaciones una experiencia diferente, sorprendente e inolvidable puedes echarle un ojo a la propuesta de este alojamiento Destacado por Antiqua Natura en Argentina: Bambú River Lodge.

Allí, sus dueños ofrecen acabadas oportunidades para disfrutar una geografía magnífica, donde la presencia del río Corriente, y a cinco minutos, el Paraná, define, naturalmente, una agenda donde no puede faltar la pesca, ni las actividades náuticas como los paseos en lancha y las salidas en kayak. Y esto sólo para comenzar.

Gustavo Solanas, uno de los propietarios, comenta que se pueden realizar unas hermosas salidas en kayaks y canoas, las cuales parten desde la playa de Esquina, la cual, sobre el río Corriente, es de arenas claras y limpias.

“El verano en Esquina tiene mil opciones, incluida la playa. Sí, de arena blanca, chiringos de paja, agua mansa, templada y clara del río Corriente. Además de disfrutar el agua hay opciones muy divertidas para disfrutar en familia, como las cabalgatas en estancias cercanas, con circuitos muy atractivos.

Un día de campo de estos incluye la observación de la fauna autóctona. Tenemos yacarés, carpinchos, antílopes e infinidad de aves. Almorzamos cordero de la zona al asador con todo incluido y té con repostería casera a la tarde, luego de alguna actividad en el campo, que puede ser una cabalgata o trekking.

La pesca es siempre lo más convocante, aunque también se pueden hacer paseos en lancha por el Paraná y por el impresionante delta que forma aquí la conjunción de este río con el Corriente, a un costo mucho menor que la salida de pesca.

La posada en sí es un lugar inmejorable para el más absoluto relax, pudiéndose aprovechar la pileta, el río al lado y los jardines, que poseen una vegetación subtropical exuberante.

Las puestas de sol sobre el río y frente al lodge, saboreando un trago desde la pileta que está en alto. Son momentos increíbles que la gente disfruta mucho. Hay quienes en sus viajes de verano se guardan una semana en Esquina porque la experiencia es verdaderamente diferente”.

El delta tiene una geografía muy intrincada, muy parecida al de un laberinto y los paseos se tornan muy atractivos, pudiéndose ver muchos animales y aves además de una flora exuberante, típico en estas riveras pobladas de los bellísimos irupés o Victoria Regia cuya hoja se asemeja a una fuente gigante, redonda y verde que sorprende muchísimo a los visitantes”.

Bambú River tiene salidas en lancha que son también muy atractivas y que van al aire del pasajero.

Bambú River Lodge se encuentra a tres kilómetros del casco urbano de esta pintoresca localidad correntina y tiene unos excelentes planes de pesca que pueden aprovecharse durante todo el año, a excepción de la veda de diciembre.

Bambú cuenta con guías y embarcaciones suficientes para salir a la aventura, que aquí es muy generosa y para la cual se puede ocupar, sin temor al aburrimiento, algo así como una buena parte de la jornada.

Las aguas del Corriente provienen de estos esteros, por lo que son muy claras. “El lugar es muy tranquilo y reservado, sin vecinos a la vista y rodeado de agua y naturaleza”, enfatiza Gustavo con el gesto de quien sabe haber encontrado su propio paraíso terrenal.

“Estamos brindando el mejor servicio de Esquina, con excelente gastronomía regional, atención 100 por ciento personalizada -la brindamos entre mi socio, que cocina muy bien, y yo- y un sistema all-inclusive muy completo. Como contamos por ahora con sólo tres habitaciones ustedes se alojarían en exclusividad, con todas las instalaciones de la posada a disposición en total intimidad, tal como si alquilaran una casa sobre el río pero con toda nuestra atención”.

Bambú River Lodge forma parte del elenco de Alojamientos Destacados por Antiqua Natura en Argentina desde 2008. Dispone al pescador unas confortables instalaciones, es atendido con suma calidez por sus dueños, quienes dispensan el buen trato, una fantástica gastronomía y el siempre oportuno asesoramiento.

Desde las habitaciones del lodge es posible observar el atractivo panorama que se abre al alma aventurera: un cuidado jardín desciende a la costa del río y allí el embarcadero, una vena abierta al universo de riachos, lagunas, canales e islotes que conforman el sistema del Paraná.

Para más info:

Bambú River Lodge en Antiqua Natura Argentina

Bambú River Lodge en Hideout Argentina

Entre las 10 y las 18 horas del miércoles 14 de octubre, en el Hotel Panamericano de la ciudad de Buenos Aires, se llevará a cabo el Workshop del Iberá, en el cual se mostrará la principal oferta de ese exótico destino de Argentina.

Está previsto que a la hora 11, en el salón “Los Jardines” de ese establecimiento hotelero porteño ubicado en Carlos Pellegrini 551, se lleva a cabo una conferencia de prensa, la cual será presidida por Valeria Verdaguer, presidenta de la Cámara de Turismo del Iberá, quien estará acompañada por Facundo Palma, subsecretario de Turismo de la provincia de Corrientes.

Este evento es organizado por la Secretaría de Turismo de la Provincia, la Reserva Provincial y la Cámara de Turismo del Iberá con el objetivo de presentar la oferta de servicios turísticos en la zona del Iberá.

Las actividades están dirigidas en al público en general, y en particular a las agencias de turismo, al Cuerpo Consular, las organizaciones ambientalistas y los medios de prensa.

Esteros del Iberá: un destino a lo grande

No importa cuál sea la época del año, los esteros del Iberá desbordan de vida. La flora explota en mil colores y la fauna muestra su variedad más generosa. Allí no hay temporadas altas ni bajas pues todo el año es oportuno de conocer.

Algunos números ilustran el panorama: allí conviven 1.400 especies de plantas, 25 de mariposas, 350 de aves, 125 de peces, 60 de mamíferos, 40 de anfibios y 60 de reptiles.

Los esteros constituyen el territorio de la serpiente más larga de Argentina, la boa constrictora cariyú, de 7 metros; también del mayor cánido del continente, el aguará guazú, de 1,70 metros de largo; y del roedor más pesado del mundo, el carpincho, de 75 kilos.

Este es el territorio del ciervo más grande de Sudamérica, el de los pantanos, de 2 metros de longitud; del mono carayá, el más grande de América y el más ruidoso del mundo (consultar libro Guinnes) y del máximo anfibio del país, el sapo cururu, de 20 centímetros, que no sólo come insectos sino también aves.

En los esteros todo parece supremo, incluso la experiencia turística: circuitos de trekking, programas de birdwatching, cabalgatas, paseos náuticos y un ambiente de hospitalidad cálida y amistosa.

Para acceder hay distintas posibilidades: se puede llegar desde Posadas, capital de la provincia de Misiones, o bien desde Mercedes. Desde aquí se llega Carlos Pellegrini, sobre la costa de la laguna Iberá. Desde las localidades de Ituzaingó y Gobernador Virasoro se accede a otras lagunas: Valle, Galarza y De Luna.

Nuestros alojamientos en los Esteros:

Posadas de los lapachos

Rincón del Socorro

Estancia San Alonso

Posada Ypa Sapukai

Posada de la laguna

Hostería Ñande Retá

PuertoValle